miércoles, 22 de septiembre de 2010

No elegí este mundo pero aprendí a querer.

Aprendo día a día, aunque me cueste. Aprendo a aprender de los errores, y si es necesario, cometerlos una vez más. Es irónico, pero es así. Aprender es todo un proceso, y acompañado de eso, hay una palabra muy importante que es ASIMILAR, ACEPTAR. Y es la parte más difícil para mí. No logro aceptar las ausencias que hacen sentirme vacía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario